Repudio a campaña electoral que utiliza de forma degradante la imagen de mujeres

30.11.2012 18:47

 

Un candidato electoral anuncia que contrató a tres modelos para que laven autos, en paños menores, durante la mañana el próximo domingo, en las intersecciones de las Avenidas Mcal. López y San Martín, de Asunción. Esto es como parte de su campaña política.

Ante este recurso propagandístico, la organización Semillas para la Democracia, a través de su proyecto Mirador Electoral, emite un comunicado in extenso, solicitando su difusión ante la opinión pública.

Invitamos a visitar el blog del Mirador Electoral: http://miradorelectoralpy.blogspot.com/

 

Contactos con Marta Ferrara, Directora Ejecutiva de Semillas para la Democracia: cel. 0971 888171

 

 
Ante la utilización de la mujer como objeto en campañas electorales, la organización Semillas para la Democracia, desde su proyecto Mirador Electoral, expresa lo siguiente:
 
1) Recordamos a los proyectos políticos electorales que promueven la utilización degradante de mujeres con fines de atraer votos, que esta práctica se inserta en una sociedad con profundos rasgos machistas aún no superados.
 
2) Estas campañas electorales alimentan el machismo y con ello la normalización de estos abusos, la cosificación del cuerpo de la mujer y la naturalización silenciosa del sometimiento a los hombres.
 
3) Con ello, los propios políticos se convierten en ejemplos vivos de prácticas que alejan las posibilidades de avanzar hacia una igualdad real en el disfrute de derechos, hacia la ruptura de circuitos de impunidad contra todas las formas de violencia contra la mujer y hacia políticas públicas que eliminen estas prácticas.
 
4) Estos políticos se muestran, de manera consciente o inconsciente, como la continuación de la terrible historia de sometimiento de las mujeres a satisfacer la virilidad machista, a crecer a costa del uso de sus cuerpos y a negar sus otras condiciones humanas.
 
5) Recordamos también que la violencia contra la mujer es un tipo de violencia más amplia y aún más impune que afecta a personas de diferentes orientaciones sexuales. Al denunciar el uso degradante del cuerpo de mujeres con fines electorales, también llamamos la atención a que estimula un machismo que violenta a todos los demás género.
 
6) Reivindicamos el sentido liberador de la política, conscientes de que para su materialización se debe derrotar a los exponentes de su sentido opresor. Por tanto, hacemos esta denuncia en la medida que llamamos a su profundo cuestionamiento dentro de las organizaciones políticas que están en contienda electoral en este momento. Más que callar estas expresiones, convocamos al debate público y a la visibilización de las propuestas electorales que apuntan a dejar atrás la violencia contra la mujer. Además de ser sombría la idea de que estos exponentes políticos lleguen a cumplir funciones de Gobierno, es más triste aún la idea del silencio ante estas situaciones.
 
7) Valoramos, por otro lado, la creciente participación femenina en la postulación a cargos electorales, promovida por varios partidos y movimientos políticos (incluso por el mismo partido del candidato que promueve la campaña objeto de crítica) , lo cual significa que las mujeres han sabido abrirse camino por sus propios medios, capacidades y talentos, entrando en colisión con el modelo que criticamos en este comunicado.
 
Asunción, 30 de noviembre de 2013