El Proyecto

 

La Campaña “Participación Política de las Mujeres” tiene por objetivo promover una mayor participación femenina en el proceso electoral que culmina con las elecciones generales el 21 de abril del 2013. El fin último es aumentar la representación de mujeres en la vida política y pública del país, a través de un mayor acceso a los cargos en pugna, reuniendo  a integrantes  y/o precandidatas a cargos nacionales y regionales de por lo menos 5 partidos políticos[1].
La Constitución Nacional del Paraguay reconoce y promueve la igualdad entre hombres y mujeres en todas las esferas de la vida; sin embargo, la discriminación y la desigualdad persisten impidiendo que la igualdad sea real y efectiva, a pesar de la ley.
 
Si bien existen mecanismos institucionales en los tres poderes del Estado para modificar las discriminaciones hacia las mujeres, se debe asegurar su adecuación para garantizar el cumplimiento pleno de los derechos de las mujeres, así como la asignación de recursos necesarios para la eficacia y eficiencia de las acciones. Para lograrlo, el aporte de las mujeres en la vida pública, particularmente en la arena política, es fundamental, además de ser tan legítimo el derecho las mujeres a elegir gobernantes, como el derecho a ser elegidas para ocupar esos cargos de decisión. El periodo del proceso pre-electoral está en curso, donde se definen los listados de las precandidaturas al interior  de los partidos y movimientos políticos. Este proceso finaliza  el 20 de enero 2013. Luego queda el plazo de tres meses aproximadamente (21 enero- 21 abril), donde se realiza la campaña electoral de las candidaturas para las elecciones nacionales, donde se elegirán 7 cargos (dos uninominales y cinco plurinominales).
 
La cuota de participación política establecida en la ley electoral es de apenas 20% y los efectos para el aumento de mujeres en espacios de decisión son limitados e incluso podría afirmarse que los problemas de formulación e interpretación se han convertido en un obstáculo para mejorar las oportunidades de acceso de las mujeres a la decisión y representación política. Por eso consideramos importante articular e implementar estrategias y acciones conjuntas con mujeres y hombres, de convicciones democráticas, de los diferentes partidos y movimientos políticos que estarán en pugna para que durante la conformación de las listas (y la definición de las pre-candidaturas) de las internas de partidos políticos, incorporen a mujeres en lugares de mayor relevancia; mas allá de lo limitante del mecanismo del cuoteo.
 
En función a lo antedicho, el proyecto se propone conformar una Mesa Interpartidaria de Mujeres[2]  de  por lo menos 5 partidos políticos y/o movimientos políticos donde se definan las prioridades para la acción, se debata y establezcan líneas estratégicas para visibilizar la problemática de escasa presencia de las mismas en las listas de candidaturas (resultantes de las internas de los partidos políticos) que se presentan en las elecciones nacionales, se compartan mecanismos y experiencias de negociación, etc. Al mismo tiempo, como respaldo al quehacer durante las internas de los partidos y movimientos, se desarrollará una campaña comunicacional, de sensibilización sobre la legitimidad, la necesidad y la importancia de la participación de las mujeres en la vida política y pública de todo Estado democrático, destacando los aportes de ellas al quehacer nacional.[3]  Según el calendario electoral, a partir del 9 de diciembre de 2012 al 20 de enero de 2013, es el periodo para Elecciones Internas de los Partidos, Movimientos Políticos y Concertaciones Electorales. Los Partidos, Movimientos Políticos y Concertaciones Electorales elegirán a sus candidatos cualquier domingo entre el domingo 09 de diciembre de 2012 y el domingo 20 de enero de 2013 (Art. 154 de la Ley 834/96)
 
Además de la campaña comunicacional de sensibilización son importantes las actividades tales como encuentros de mujeres, mesas de análisis, conferencias de prensa, o conferencias públicas que pongan a las mujeres políticas y lideresas en un primer plano comunicacional. Si bien las acciones serán emprendidas desde DECIDAMOS, es fundamental la cooperación  con sectores políticos (partidos, movimientos, alianzas o concertaciones), organizaciones de mujeres, medios de comunicación, radios comunitarias, prensa escrita, etc.
 
Igualmente la elaboración de una “Agenda de género de las mujeres” tiene por objetivo abrir espacios de intercambio para establecer una agenda de género que tome en consideración los avances a que han llegado los diversos movimientos de mujeres, pero para lo cual es necesario elaborar una propuesta consensuada de las demandas de las mujeres, para dar a conocer a los diversos candidatos/as a los cargos que se exponen al escrutinio público el 21 de abril del 2013.
 
El fin es coordinar y elaborar en forma conjunta entre los diversos grupos de mujeres sus propuestas, pero también hacer visible a la opinión pública sus demandas y reivindicaciones en una agenda de género.  Es necesario que las y los candidatos a los diversos cargos en disputa en las elecciones de abril de 2013, conozcan las propuestas sobre la problemática de género. Para ello es preciso que el movimiento de mujeres coordine y debata para dar a conocer a los políticos lo que como ciudadanas esperan se haga para mejorar las oportunidades y las condiciones de las mujeres en los diversos ámbitos de la vida pública y privada, desde donde luchan por su protagonismo y empoderamiento como sujeto de derechos.
 
Contexto
La participación de las mujeres en la vida política y pública del Paraguay sigue siendo objeto de múltiples limitaciones y discriminaciones. En el plano cuantitativo, se puede afirmar que si bien las cifras de acceso de mujeres a cargos electivos de representación han aumentado a lo largo del proceso de apertura y consolidación de la democracia en las dos últimas décadas, aún se está lejos de alcanzar el objetivo de la paridad en el acceso de las mujeres.
 
En las elecciones nacionales de 1993 sólo el 4,8% de los cargos electivos fueron ocupados por mujeres. La cifra fue aumentando progresivamente en los siguientes comicios nacionales: 8,2% en 1998, 11,9% en 2003 y, finalmente, 16% de mujeres electas en las últimas elecciones generales del 2008[4]. Si bien el porcentaje ha aumentado en más de tres veces en un lapso de 15 años, no se ha llegado aún ni siquiera a un 20% de presencia femenina en los cargos electivos. Es de vital importancia para el aumento de la presencia de las mujeres en cargos de representación promover la existencia de precandidaturas al interior de los partidos, movimientos y concertaciones para cuando se realicen las internas de los partidos (diciembre 2012- enero 2013), pues es allí donde está el “problema” para la mayor presencia o no, de las mujeres en cargos electivos.
 
En cuanto al Congreso Nacional, la participación de las mujeres como diputadas y senadoras electas para el Poder Legislativo fue del 5,6% sobre el total de la legislatura en el periodo 1993-1998, incrementándose a 8% en el periodo 1998-2003 y a 10,4% en el que corresponde a los años 2003-2008. En el actual período legislativo (2008-2013) la representatividad femenina ascendió al 13,6%. El promedio de aumento porcentual de acceso de mujeres en cada elección entre 1993 y 2008 es de 3,7 puntos. Aunque pugnaron 17 partidos políticos, 9 movimientos, 11 Alianzas y 1 Concertación, solamente obtuvieron representación parlamentaria 7 partidos políticos y movimientos políticos[5].
 
El mecanismo a través del cual más mujeres paraguayas han logrado acceder a  cargos de elección en estas casi dos décadas de vida democrática, es la cuota obligatoria del 20%, establecida por el Código Electoral para las listas de precandidaturas. En la práctica, esta medida de discriminación positiva se cumple pero, en general las mujeres figuran al final de las listas confeccionadas por los distintos grupos partidarios sin haber alcanzado aún el mínimo de la cuota prevista.
 
La cuota afecta a las elecciones internas partidarias, establecida en el Código Electoral; es insuficiente y constituye antes un techo que un piso desde donde se pueda mejorar el acceso de mujeres al poder. Si bien actualmente están en estudio en el Congreso dos proyectos de ley que aspiran a aumentar a 33% y a 50% el porcentaje de mujeres, es apenas un tímido paso hacia el objetivo de la paridad.
 
Ante este panorama y, en atención a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, específicamente el Objetivo 3, sobre la Promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer;  y en particular a las Observaciones finales del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) al Estado paraguayo realizadas en el Quincuagésimo período de sesiones (Ginebra, 3 a 21 de octubre de 2011) en cuanto a la Participación de las mujeres en el vida política y pública, este proyecto se plantea los siguientes objetivos:
 
  • Promover un mayor acceso de las mujeres a lugares elegibles de las listas partidarias para aumentar la representación femenina en la vida política y pública del país.
  • Sensibilizar respecto a la importancia y legitimidad de la participación de las mujeres en la vida política de todo estado democrático.
  • Visibilizar y valorar el aporte de las mujeres en todos los ámbitos del Estado.
  • Divulgar  una agenda de género de las organizaciones del movimiento de mujeres para las elecciones 2013.
 
 
[1] Los cargos en pugna son : Presidencia y Vice-Presidencia, Senadores/as y Diputados/as, Parlamentarios/as del Mercosur, Gobernadores/as y Representantes en las Juntas Departamentales
[2] En el proceso electoral del país existen varias modalidades de organización  para presentarse en las elecciones, donde se reconocen las modalidades de “partidos y movimientos políticos” (Art. 9 de  Código Electoral). Además se tiene las modalidades de  Concertaciones y Alianzas.
[3]  Ver el cronograma electoral de las elecciones generales de abril 2013 (http://tsje.gov.py/e2013/cronograma-electoral.html)
[4] No se cuentan con análisis de cuantas mujeres pugnan en las listas de las internas de los partidos, movimientos o concertaciones.
[5] Ver datos de los partidos, movimientos y alianzas que compitieron en 2008 en http://www.tsje.gov.py/e2008/partidos.php